Blog que os recomiendo; Santa María de los Reales Alcázares, Iglesia Mayor de Úbeda

Blog que os recomiendo; Santa María de los Reales Alcázares, Iglesia Mayor de Úbeda
Blog que os recomiendo; Santa María de los Reales Alcázares, Iglesia Mayor de Úbeda

14 abr. 2009

Las Ermitas En Úbeda.



El diccionario nos define ermita como capilla situada en los poblados o en las afueras de una población.

Muchas eran las que había en la demarcación de Úbeda, como las siguientes: VERA CRUZ, MADRE DE DIOS DEL CAMPOS, SAN MARCOS, NUESTRA SE-ÑORA DE LA BLANCA, SAN BARTOLOMÉ, SAN JULIAN DE LA FUENTE, SAN LÁZARO, SANTA EULALIA, SAN GINÉS DE LA JARA, NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE, NUESTRA SEÑORA DEL REPUDIO, SAN GIL, SAN SEBASTIÁN, SAN CRISTÓBAL, NUESTRA SEÑORA DE GRACIA, SAN JUAN BAUTISTA, LA CORONADA, SANTIAGO APOSTOL, SAN ANTOLIN Y BENITO, NUESTRA SE-ÑORA DE LOS DOLORES Y NUESTRA SEÑORA DEL PILAR. Es decir, había un total de veintidós ermitas de las cuales se han conservado intactas, las ermitas de Nues-tra Señora Del Pilar, Santa Eulalia, San Ginés De La Jara y Nuestra Señora De Gua-dalupe. Y en estado de Ruina la de Madre de Dios del Campo y San Bartolomé.

En este estudio trataré sobre las últimas seis ermitas citadas.



Las ruinas de Madre de Dios del Campo.


En lo alto de un cerro a la izquierda de la carretera de Torreperogil, se alzan las ruinas de lo que fuera en otros tiempos el Santuario de Madre de Dios del Campo, desde la barriada Puerta del Sol, se puede divisar a lo lejos dichas ruinas.
Su fundación es muy antigua. Pero Sánchez Romo, en 1495, legó al Convento de la Tri-nidad (Hoy colegio de EP. Stma. Trinidad) su palacio, emplazado junto a la ermita. Es de suponer que la edificación era una capilla-oratorio particular de Sánchez Romero.
En 1740, bajo el mandato del obispo Benito María se acomete la reedificación de la capilla y el palacio se dedicó a casas de hospedaje para peregrinos.
En esta ermita era tradicional la Romería de Madre de Dios cuya imagen se trasladaba a la iglesia de San Pablo los últimos domingos de abril en cuyo templo se le ofrecía a la imagen todos tipos de culto, una vez pasado el mes de mayo era devuelta en procesión a su Santuario.

Pasemos ha describir el Santuario.

La hospedería formaba ángulo a uno y otro lado de la fachada, dejando un gran patio cerrado por alta pared, en cuyo centro se abre la puerta de entrada, frente a la de la iglesia. La hospedería poseía ricos lienzos, representado los milagros de Madre de Dios.
La ermita de estilo barroco siguiendo su fachada algunos esquemas renacentistas, desta-caba de su fachada actualmente arruinada, su portada con arco de medio punto, hornaci-nas en el cuerpo superior con pilastras jónicas y dóricas y con frontón partido en cuyo interior esta el escudo del obispo fray Benito María. A los lados de la portada ventanas con pilastras dóricas y frontón partido.

Su interior de nave única se cubría con yeserías y su capilla mayor se cubría con cúpula barroca. La ermita tenía varios altares y su capilla mayor poseía camarín con rica reja de forja para albergar la imagen titular del Santuario.

El campanario de hermosa fábrica, estaba dotado de una esbelta espadaña de tres huecos formando ángulo.

Tras la Desamortización el Santuario se mantiene gracias a los donativos de los devotos, en 1928 se alerta al Ayuntamiento limosna para reparar su estructura que ame-nazaba ruina. En 1936 es desmantelado por incontrolados.

Tras la guerra civil desaparece la tradicional Romería a Nuestra Señora de Ma-dre de Dios del Campo. En 1944 se inician en el Santuario obras para transformarla en Casa de Ejercicios Espirituales cuando estaban muy avanzadas las obras se paralizan y el ambicioso proyecto no llegó a ser una realidad.

Tras muchos años el Santuario fue arruinándose, sus piedras, rejas y puertas son robadas y en 1977 se mandó a dinamitar para que sus piedras sirviesen para ampliar la Ermita del Pilar, tras una serie de problemas, el proyecto de ampliación y remodelación de la ermita del Pilar no se llevó a cabo.

El hoy de las ruinas del antiguo Santuario es poco esperanzador, nadie se acuer-da de estas ruinas y tras el paso de los años cada vez desaparecen más piedras. No se podía desmontar la fachada de la ermita y montarla en la plaza de la Aguardentería exactamente en la entrada a los aparcamientos de esta plaza y así embellecer esta zona.

Nueva Ermita de Madre de Dios del Campo.

En el año 1988 se levanta frente las ruinas, junto a la Alameda, la Nueva Ermita de Madre de Dios del Campo. La antigua imagen es restaurada por Ramón Cuadra, contando solo con la cabeza de la primitiva destruida en 1936. Partiendo de la iglesia de San Pablo, se inició un séquito que portando la imagen de la Virgen y atravesando el barrio de San Millán, llegó hasta este lugar.

En su interior aparte de la Virgen, hay unas vidrieras que representan a los cua-tros evangelistas. El diseño es de Francisco Martín Peñas.
Aunque ha sido construida la nueva ermita y recuperada la imagen, no se ha recuperado la tradicional Romería perdida en la pasada Guerra Civil como ya comenté anteriormente.



Ermita de San Bartolomé.

Es una sencilla iglesia que sitúa a cinco kilómetros de Úbeda en dirección a To-rreperogil, en la aldea de San Bartolomé, aldea aneja a Úbeda.

Reedificada en el siglo XVII, donde se veneró la imagen de Nuestra Señora de la Blanca. Junto a la ermita se encuentra la torre denominada de Garci Fernández. Todo este conjunto se levanta sobre un antiguo recinto fortificado ibero romano, donde son visibles algunos sillares ciclópeos.

Esta antigua iglesia parroquial de la aldea esta abandonada, en ruinas y sin culto desde 1983, la misma es objeto de continuos expolios. Actualmente existe un proyecto de restauración, por parte del Ayuntamiento Ubetense. Para que un día vuelva a utilizar-se al culto cristiano.

Cada año, en la festividad de San Bartolomé, se celebra en esta aldea la Verbena y procesión en honor al Santo Titular.


El santuario de la virgen del Gavellar o de Guadalupe.


El historiador ubedí Ruiz Prieto la da algo más de una legua de Úbeda y a sólo media legua de la aldea de Santolaya (Santa Eulalia). Miguel Ruiz no nos dice nada de su antigüedad. Sólo se limita a repetir las noticias que dio Espinosa de los Monteros en 1704.

Fijar la fecha de su erección es aventurado, dada la escasez de documentación en el Archivo Municipal. Parece ser que se levantó a raíz de la aparición en 1381 de la imagen de la Virgen del Gavellar, en que Úbeda apiñada, la construye. Hasta tanto, la imagen se veneró en la ermita de Santa Eulalia, por cuya razón en Sabiote y Torrepero-gil la conocen ya desde 1446 por Nuestra Señora de Santolaya.

El Santuario está enclavado al margen derecho del Arroyo del Gavellar

Este emblemático espacio consta de lonja Norte con entrada a la casa de los sa-cristanes, prados de la ermita, barbacoas, parque de la rivera con olivos, pozo, huerto y minado, pinar, lonja Sur con cerca de reja y doble arcada a la que se accede a través de la puerta Oeste, del Artesonado o de entrada y de la puerta Este o de San miguel llama-da así por estar su imagen en la hornacina que existe sobre dicha puerta, siendo ésta la oficial por donde sale y entra la Imagen de María Santísima del Gavellar cuando va o viene de Úbeda. Salón en el que están expuestas las fotografías de las Patronas de mu-chas ciudades e Iglesia.

Pero hablemos de la Ermita, esta de una sola nave, es de una fuerte y bella cons-trucción iniciada en 1381. Continuando las obras en siglos posteriores. En 1597 se hace el campanario en ángulo. Entre el año 1601 y 1603, se hicieron los cuartos de los sante-ros y se amplió la iglesia. En 1616 se hace la sacristía y el coro, existiendo un escudo en el capitel que sujeta la viga con la siguiente inscripción: ESTE CORO Y SACRISTÍA DESTA LA MANDO HACER A SUCOSTA EL DOCTOR SALVADOR DE QUE-SADA RACIONERO DE LA SANTA IGLESIA DE CUENCA AÑO DE 1616.

El camarín y reja son de 1675 y en 1766, Diego de Alarcón, autor de otros reta-blos ubetenses, realiza el retablo del altar mayor de la ermita, este desaparece en 1936 y en 1958 es sustituido por el actual retablo de Francisco Palma. En el se aprecian las imágenes de San Miguel y San Juan de la Cruz, el escudo de Úbeda y el anagrama de María.

Continua el Camarín de la Virgen lugar donde se apareció y reposan los restos de Juan Martínez, este se decora con frescos realizados por Francisco Palma Burgos relatando de forma gráfico la aparición de Ntra. Señora. Se accede al mismo por puer-tas y escaleras laterales.
A la izquierda del Altar Mayor se sitúa el Stmo. Cristo del Gavellar, y a la dere-cha la sacristía y sobre ella la Sala Capitular. A los laterales los altares de San José, San Isidoro y, al fondo en el coro alto, un cuadro de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

La nave se cubre con bóveda de cañón con lunetos y el altar mayos y camarín con cúpula sobre pechinas. En estilo barroco. En el exterior de la Ermita destaca el re-nacimiento de las arcadas, y el gótico de la puerta de San Miguel.

En esta ermita recibe veneración la imagen de la Virgen de Guadalupe o Gave-llar, patrona de Úbeda todos los años desde mediados de septiembre hasta finales de abril, ya que el 1 de mayo hasta septiembre, recibe culto en Úbeda, tradicionalmente recibía culto en la Colegial de Santa María, aunque por clausura de la misma en 1983 por obras de restauración ha recibido culto desde los años 1984 hasta 1997 en la Iglesia de la Trinidad y desde1997 hasta nuestros días en los templos de San Pablo y San Pe-dro.

El santuario de la virgen del Pilar.

Se enclava esta preciosa ermita al final de la Calle Virgen del Pilar y a un extre-mo de lo que será dentro de unos meses el nuevo y deseoso Parque Norte.

Se le denomina también Ermita del Paje; porque debe su ejecución al Presbítero Francisco Pagés. A través del lenguaje oral se ha ido menguando el nombre.

Es una ermita pequeña y recogida pero con un ambiente intimo y preciosista.

Comenzaron las obras de esta iglesia en 1709. Consta de una sola. Su retablo dorado está presidido por la pequeña talla de la Virgen del Pilar.

Celebra su festividad el día 12 de Octubre, día de la Hispanidad. Antaño la ima-gen, se sacaba en procesión por las calles limítrofes a la ermita.

En la actualidad, pertenece a la parroquia de Santa María del Pilar y Santa Tere-sa de Jesús. Hace unos meses, la iglesia del Pilar, se ha servido del templo de Santa Te-resa, al sufrir esta iglesia, durante meses, unas obras de remodelación, cambiado toda la fisonomía de la iglesia a mejor.

Ermita de San Ginés de la Jara.

Se cree fundada por Fernando III en 1234 en el lugar donde acamparon sus hues-tes en la reconquista de Úbeda.

Esta simple ermita pudo salvarse al adquirir en 1837 las tierras contiguas y le-vantar en ellas el actual Cementerio Municipal, quedando incorporada ésta al mismo en calidad de capilla mayor. Siendo bendecido este cementerio el 17 de diciembre de 1837.

Hoy esta tierra santa, es lugar de meditación y remanso de paz, campo de la ver-dad y de la igualdad, es un auténtica jardín del ciclo de la vida, el ciclo sin fin.

Ermita de Santa Eulalia.

Se sitúa a cinco kilómetros de Úbeda, dirección norte, en el anejo de Santa Eula-lia. Por tumbas halladas en estas tierras se deduce que fue un pueblo romano, y en las proximidades de la actual ermita existieron recias fortificaciones.

En esta ermita, muy simple en su arquitectura, es el lugar escogido para la cele-bración de la romería de la patrona de Úbeda, Virgen de Guadalupe el primer día de mayo y en septiembre. La Chiquitilla del Gavellar pasa el invierno en el Santuario cer-cano a esta aldea, la Ermita Virgen de Guadalupe o del Gavellar. Antaño, en esta ermita se veneró la imagen de la Virgen de Guadalupe a raíz de su aparición, permaneciendo en ella hasta tanto se labró la ermita del Gavellar. Por esta causa se conoció también a la Señora por <>.


Bibliografía recomendada:

-Historia de Úbeda en sus Documentos. Tomo VI, Gines de la Jara Torres Navarrete.
-Miscelánea Ubetense. Mari Carmen Ruiz Ara.

No hay comentarios: